Saltar al contenido

Carcinogénesis

Cáncer - Nace un asesino

Cáncer, Sustancias Cancerígenas

El modo más rápido de vencer al cáncer es no dejarlo nacer. El cáncer se puede originar en la cocción de alimentos. Tal vez el fuego no fue un buen invento después de todo. El sushi crudo y el “carpaccio” son mejores maneras de comer los alimentos que todas las demás formas de cocción, excepto cocinar al vapor o en el microondas.

Carcinógenos producidos en casa: 

Fritura: Los alimentos fritos con un alto contenido de proteínas como las aves de corral, carnes rojas, pescado y huevos potencialmente pueden producir sustancias carcinógenas. La fritura a alta temperatura también disminuye el nivel de antioxidantes que protegen al aceite de oliva de la degradación térmica, reduciendo la capacidad antioxidante del aceite, la cual es muy importante cuando el mismo aceite se usa en forma repetida.
Carne asada: La carne asada muy bien cocida y a alta temperatura forma facilitadores del cáncer.
Estrategias para disminuir la formación de carcinógenos producidos en casa:
Lave la carne, el pescado y las aves de corral en agua corriente para disminuir las bacterias en la superficie. 

Marine o condimente con especias las carnes blancas y rojas antes de cocinarlas. Los niveles de carcinógenos resultaron menores en carnes blancas y rojas marinadas que en las carnes no marinadas. Si fueron marinadas con cerveza o vino tinto tuvieron menores niveles de carcinógenos. Mi marinada favorita es:

Cerveza: 12 onzas líquidas
Mostaza (Dijon grano entero): 2 cucharadas
Salsa Worcestershire: 1 cucharada      
Salsa de ají picante: 1 cucharada
Pimienta negra: 1 cucharada 
Romero: 1 cucharada

Cocine la carne marinada de poco cocido a medio cocido, en lugar de bien cocido.
Los alimentos deben ser cocidos en la microonda, al horno, hervidos o cocidos al vapor. El girar la carne continuamente sobre una fuente de calor fuerte puede reducir notablemente la formación de sustancias carcinógenas.
La carne ahumada y la carne que contiene nitritos (jamón, salchichas, salame, hamburguesas de carne y tocino) junto con el salmón ahumado, fueron asociadas con mayor riesgo de cáncer de esófago. Un gramo de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer colo-rectal 11 veces cuando se compara con carne no procesada.

Alcohol: Una alta ingesta de alcohol aumenta notablemente el cáncer bucal y de mamas en las mujeres, con peores resultados si tienen deficiencia de ácido fólico. El alcohol aumenta el riesgo de cáncer de próstata en los hombres. El consumo de cerveza o licores fuertes lleva a un mayor riesgo relativo que el consumo de vino. Es importante que las mujeres y sobrevivientes de cáncer de vejiga y riñón dejen de beber alcohol. 

Derivados de desinfectantes en agua potable: Los derivados de desinfectantes se forman cuando estos desinfectantes (cloro, ozono) reaccionan con materia orgánica en la producción de agua potable. Un estudio reciente encontró que gran parte del riesgo de cáncer de vejiga está asociado con el consumo de agua corriente por lo que es mejor beber agua mineral o filtrada, té verde, té negro, té de hierbas y jugo de frutas (que no sea de naranja o toronja). 

Pesticidas: Los pesticidas se usan para proteger las plantas y productos derivados de plantas, pero son muy tóxicos para los organismos vivos. Trate de comprar alimentos orgánicos, aunque sean caros. Créame, el cáncer cuesta mucho más. Lave las frutas y los vegetales, incluyendo la comida orgánica. 

Cigarrillos: Usted ya escuchó bastante acerca del daño que produce el fumar a su salud. El fumar habitualmente aumenta los factores de riesgo para el cáncer gástrico, de mamas, de pulmón, de vejiga y colorectal.

Carcinógenos producidos por la naturaleza: 

 La acrilamida es considerada un probable carcinógeno humano. Entre los adultos, la fuente más importante de exposición a la acrilamida es el café, luego las galletitas y finalmente las palomitas de maíz, papas fritas envasadas y todo tipo de papas fritas. Se pueden formar grandes cantidades de acrilamida cuando se cocinan las aceitunas y en las almendras tostadas.
Agentes infecciosos cancerígenos. El virus de la hepatitis B, el virus del papiloma humano y el H. Pylori, pero pueden ser neutralizados con la vacunación, cirugía y antibióticos.

Publicado el Categorías CáncerEtiquetas ,

Acerca de Dr. Guerra

Luis A. Guerra, médico argentino, graduado en la Universidad Nacional de Córdova especializado en Francia y los Estados Unidos. En el año 1971 empieza a ejercer medicina general en el estado de Nueva York, tratando a los pacientes con problemas de diabetes, impotencia, hipertensión, problemas digestivos, etc... Actualmente tiene su consulta privada en Corona Queens.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *